Camiones de basura sin capacidad de completar recorridos porque alcalde Muyshondt prefirió pagar empresa que mejorará su imagen electoral antes que el combustible

Los trabajadores municipales de San Salvador tienen autorizado salir a trabajar en la recolección de desechos sólidos con solo 21 camiones, con los cuales no se pueden completar los recorridos por falta de combustible porque el alcalde de San Salvador mantiene deuda con el proveedor de gasolina.

A pesar que el servicio de recolección de desechos sólidos es básico para mantener la limpieza de la ciudad, para procurar la salud y proteger la vida de los capitalinos, el alcalde Ernesto Muyshondt prefiere priorizar otros temas como el pago adelantado de una campaña publicitaria por cerca de medio millón de dólares, cantidad que ya pagó este año por el mismo servicio.

Desde hace tres días que los camiones recolectores de desechos sólidos no han realizado sus tareas debido a la deuda que mantiene el edil con el proveedor de combustible, una práctica frecuente del funcionario quien también adeuda una cantidad millonaria a la empresa de Manejo Integral de Desechos Sólidos (MIDES).

Sin mencionar que le ha retenido del salario de los empleados municipales las cuotas del Seguro Social, de las AFPS, de sus préstamos personales que se descuentan desde planilla, los pagos de hipoteca sin que el edil haya hecho la transferencia hacia las instituciones correspondientes. El funcionario tampoco ha explicado en qué ha utilizado esos recursos.

Comparte