Estados Unidos condenó los ataques del grupo terrorista Hezbollah contra Israel

El portavoz del Departamento de Estado, Ned Price, afirmó que la violencia perpetrada por las milicias pone en peligro la vida de civiles y llamó al Gobierno del Líbano a “tomar el control de la zona”

Estados Unidos condenó los recientes ataques lanzados por el grupo terrorista Hezbollah desde Líbano contra Israel y pidió a Beirut que “evite” la ofensiva y “tome el control de la zona”. “Esta violencia pone en peligro a israelíes y libaneses, la estabilidad y la soberanía del Líbano”, indicó en un comunicado el portavoz del Departamento de Estado estadounidense, Ned Price.

Asimismo, aseguró que Estados Unidos “sigue comprometido” con funcionarios israelíes y libaneses, así como con las Fuerzas Armadas Libanesas, al tiempo que instó a Beirut a “poner la zona bajo su control”.

También llamó al Ejecutivo a que “facilite el acceso total del personal de mantenimiento de la paz de la Fuerza Provisional de la ONU para el Líbano (FPNUL)”.

“Alentamos enérgicamente todos los esfuerzos para mantener la calma”, señaló Price.

El Ejército de Israel informó el viernes que ha llevado a cabo ataques con artillería contra el sur de Líbano en respuesta al lanzamiento de cerca de 20 proyectiles contra el país por parte de Hezbollah, en medio del aumento de las tensiones y los incidentes de este tipo durante los últimos días.

Hezbollah ha reclamado la autoría del lanzamiento de los proyectiles y recalcó que es “una respuesta” a los bombardeos ejecutados el jueves por el Ejército de Israel en el sur de Líbano, según recogió la cadena de televisión libanesa Al Manar, vinculada al grupo terrorista.

Por su parte, el Ejército libanés ha señalado en un comunicado publicado en su página web que “una unidad del Ejército en la localidad de Shuaya ha arrestado a cuatro personas por el disparo de los cohetes y se ha incautado la lanzadera usada en la operación”.

Israel y Líbano están técnicamente en guerra y no mantienen relaciones diplomáticas. La frontera terrestre ha sido escenario de tensiones durante los últimos meses, en parte por la ausencia de un acuerdo para su demarcación, mientras que ambos países han iniciado contactos indirectos para delimitar su frontera marítima.

Comparte