Doblete de Cristiano Ronaldo y rompe récord como máximo goleador en selecciones

El Portugal-Repúblca de Irlanda pasará a la historia por el nombre propio de Cristiano Ronaldo. El portugués acaba de romper otro récord, quizá uno de los últimos, que le quedan por romper. El capitán de la selección portuguesa, Cristiano Ronaldo, se convirtió en el máximo goleador en la historia de las selecciones superando a Ali Daei con 109.. Y en el 96′, cuando el partido ya estaba visto para sentencia, volvió a rematar al fondo de la red para darle el triunfo a su selección. Victoria y récord para Cristiano, noche perfecta.

Los primeros compases en el Estadio Algarve no se salían del guion preestablecido. Con Portugal mandando frente a su afición e Irlanda atrás acostada en un 5-2-3-1, sabedora que sus opciones de ganar el partido pasaban por aprovechar las pocas ocasiones que tuvieran, sobre todo a balón parado.

A los once minutos el partido estaba siguiendo su cauce normal cuando Bruno Fernandes fue derribado en el área irlandesa en una mala salida de los visitantes. El árbitro no lo tuvo tan claro y fue a revisar la jugada durante dos minutos. Por si acaso, Cristiano Ronaldo ya tenía el balón preparado. Era la oportunidad de Cristiano de superar a Ali Daei como máximo goleador en la historia de las selecciones. Sin embargo… falló. Y empezó a torcerse el partido para los lusos.

Bazunu realizó un paradón y empezó a diluirse en el encuentro, aunque las ocasiones en el Estadio Algarve seguían cayendo. A los 27 minutos Diogo Jota conectó un cabezazo al palo con un buen centro de Cancelo. Los irlandeses encontraban espacios a la espalda de Guerreiro y Cancelo, quienes se lanzaban mucho al ataque dejando muy solos en las coberturas a Pepe y Rubén Dias.

Al filo del descanso llegó el gol de los irlandeses a balón parado. John Egan conectó un remate de cabeza perfecto al segundo palo, que hizo imposible la estirada de Rui Patricio, quien apenas tuvo trabajo hasta entonces.

En la segunda mitad Fernando Santos introdujo a André Silva para acompañar a Ronaldo, pero el nerviosismo crecía cuando los minutos pasaban. Los jugadores de Stephen Kenny cumplieron la estrategia a la perfección. aprovechando los espacios y debilidades de Portugal, con una pizca de suerte necesaria.

Guerreiro, Cristiano, André Silva y hasta Bernardo Silva se toparon con el muro irlandés, que a falta de veinte minutos ya estaba con los once jugadores en un espacio de veinte metros. De hecho, el delantero del Manchester City tuvo la mejor ocasión de la segunda parte: dentro del área enganchó al central rival, pero su disparo se fue alto ante la incredulidad de los locales. Al final, tanto va el cántaro a la fuente… que se rompió. Lo rompió Cristiano Ronaldo tan fuerte como su remate de cabeza en el 89′, batiendo a Bazunu, hasta entonces héroe nacional. El golpe final fue doloroso para Irlanda, quien vio cómo Cristiano Ronaldo, en el 96′, les dio el agónico triunfo con otro remate de cabeza. Goleador histórico.

Comparte