Italia acaba con el sufrimiento de Bélgica

Los goles de Barella, con una gran volea, y Berardi, de penalti, valen el tercer puesto y fulminan a los belgas que no fueron rival y siguen pinchando en los momentos clave.

Italia es tercera en la Nations League. El conjunto italiano se impuso a Bélgica gracias a los goles de Barella y Berardi y se llevó la final de consolación ante una combinado belga que se hubiera vuelto a casa sin jugar este partido.

«Jugar por el tercer puesto es una tontería» dijo Courtois en la previa del choque y bajo ese saltaron al céped del Juventus Stadium ambos equipos. Lo cierto es que el choque no tenía mucho sentido y que decisiones como la de dejar volver a casa a Lukaku sin un parte médico mermaban la credibilidad del mismo, pero por respeto y los hinchas y los derechos de televisión había que jugarlo.

El partido ahonda en la herida de una Bélgica que se sigue espatarrando cuando llega la hora de la verdad. Ante Francia se dejaron remontar un 2-0 y ahora han sido incapaces de poner en aprietos a la selección B de Italia. La primera parte fue de torneo de verano. Ambos equipos jugaron al tran tran y las ocasiones de peligro apenas existieron.

Un disparo a la madera de Saelemaekers tras una buena jugada de Batshuayi y un par de paradas de mérito de Courtois fueron lo más destacado de un primer acto que invitó a la siesta. Bueno, también la roja que el colegiado le perdonó a Vertonghen cuando le dio con el codo en la cara a Di Lorenzo cuando ya había visto una amarilla.

Tras el descanso, Italia decidió llevarse el choque. En el primer minuto Barella recogió un rechace en el borde del área y batió a un Courtois con una gran volea. Otra segunda parte que se le hacía bola a los de Roberto Martínez. Así lo confirmó Berardi cuando convirtió un penaltito de Castagne a Barella que el árbitro se decidió Courtois. La tocó el meta del Madrid, pero se le coló por bajo. Un buen resumen de lo que ha sido el finde para los belgas en Italia. Les han colocado de todo.

Donnarumma privó de un par de goles a Alderweireld y el palo repelió un gran disparo de Carrasco, pero Italia nunca vio peligrar el triunfo. Ni siquiera tras el gol del joven De Ketelaere. Era el minuto 86 y tras eso Bélgica no fue capaz de llegar al área rival. Se acabó el partido que nadie quiso jugar. A las 20:45 empieza el fútbol en la Nations League.

Comparte