Los supervivientes del Astroworld narran lo sucedido en el concierto

A medida que surgen más detalles sobre las dificultades de comunicación de los asistentes y empleados en el Festival Astroworld en Houston, los sobrevivientes del aplastamiento de la multitud del viernes por la noche describen el horror de un «remolino» de personas que se mueven hacia el escenario durante la actuación del músico Travis Scott.

Bryan Espinoza, de 16 años, habló en una conferencia de prensa este martes con otras personas atrapadas en el aplastamiento de la multitud, diciendo que «la vida de todo el mundo estaba en juego» a medida que la presión aumentaba durante el espectáculo. Espinoza dijo que fue inmovilizado contra una barrera metálica.

«En un momento dado, mis costillas se clavaron en la barandilla, básicamente empaladas, y temí por mi vida que no iba a conseguirlo», dijo Espinoza. Un guardia de seguridad le ayudó a saltar la verja, y dijo que ya había «cientos de cuerpos en el suelo de gente desmayada, cayendo por la barandilla».

Eligio García, de 18 años, describió cómo él y su novia quedaron atrapados en un «remolino» de gente al comienzo de la presentación de Scott.

Sobrevivió al caos en Astroworld, pero perdió a su hermano en la estampida

«Solo niños y gente cayendo y gente tratando de alcanzarlos», dijo. «Realmente escuché a la gente gritar ‘Ayuda, por favor, ayúdenme'».

García dijo que él y su novia fueron derribados y otros cayeron encima de ellos. Al final, pudieron ponerse en pie entre la multitud, y dijo que los gritos de ayuda del público al personal o a los responsables del espectáculo al final de cada canción quedaban sin respuesta antes de que empezara otra.

Un niño de 9 años herido en el Astroworld Festival está en coma inducido médicamente, dice la familia

«Es toda una pesadilla que sigue sonando cada noche en mi cabeza», dijo.

Se han presentado al menos 18 demandas en el Tribunal de Distrito del Condado de Harris, en Texas, relacionadas con la tragedia del Astroworld que se desarrolló entre una multitud de 50.000 personas. Ocho asistentes al concierto murieron en el aplastamiento, y tres personas que resultaron heridas siguen en el hospital, dijo el jefe de los bomberos de Houston, Samuel Peña, a CNN.

Ayden Cruz, que estaba junto a su amiga Brianna Rodríguez -una de las ocho personas que murieron- dijo a Anderson Cooper, de CNN, que ambos estaban alrededor de un «círculo de personas que habían caído detrás de nosotros» y fueron los siguientes en tropezar.

«El efecto dominó de la multitud que avanzaba y retrocedía, nos empujó sobre nuestras espaldas, y mientras eso ocurría, la gente empezó a caer encima de nosotros y provocó que fuera más difícil tomar aire y simplemente mucho peso sobre nosotros», dijo Cruz, añadiendo que otro amigo suyo «cayó también sobre su espalda y la gente encima de nosotros. Fue realmente aterrador».

Problemas de comunicación en el concierto

Mientras los funcionarios trabajan para obtener una comprensión completa de lo que sucedió en la multitud durante el set de Scott, están «mirando todo desde el principio», dijo el alcalde de Houston Sylvester Turner a Don Lemon de CNN el martes.

Kim Kardashian reacciona ante la tragedia de Astroworld

«Estamos examinando los papeles que cada uno desempeñó, qué pasos en falso, fallos, lagunas que pueden haber existido», dijo Turner, añadiendo que no están descartando nada.

El alcalde dijo que también están investigando las quejas de los funcionarios de los bomberos de que hubo fallos en la comunicación mientras se desarrollaba la mortífera marea de gente.

Peña dijo el martes a CNN que los bomberos apostados fuera del recinto del Astroworld no estaban en comunicación por radio con los proveedores de servicios médicos de emergencia contratados por los organizadores del concierto.

Según el presidente del sindicato de bomberos de la ciudad, los funcionarios de los bomberos de Houston que se encontraban cerca del recinto habían pedido a los organizadores del concierto una radio para comunicarse con la empresa de servicios médicos de emergencia, pero solo les proporcionaron números de teléfono móvil.

Los asistentes al concierto han declarado desde entonces que no pudieron enviar mensajes de texto ni llamar debido al mal servicio de telefonía móvil.

Tras enterarse de la aglomeración, los bomberos enviaron sus recursos a la multitud, y dijeron que finalmente se trasladó a 12 víctimas «muy críticas», en muchos casos con reanimación cardiopulmonar en curso. Turner dijo que Live Nation ha entregado algunas imágenes de video del evento a la policía de Houston y que esperan obtener más a medida que avance la investigación criminal.

La jueza del condado de Harris, Lina Hidalgo, está considerando la posibilidad de recurrir a un bufete de abogados externo o a un tercero para la investigación independiente de la tragedia, según su portavoz.

Rindiendo homenaje a los fallecidos en Astroworld

Los familiares y amigos de los ocho asistentes al concierto que murieron están rindiendo homenaje en una vigilia en NRG Park, el lugar donde se celebraba el festival.

Caitlin Barrera dijo el martes a CNN que era vecina y excompañera de Madison Dubiski, una asistente de 23 años que murió. «Era una chica muy dulce y es muy triste lo que le pasó», dijo Barrera. «Esto es lo último que uno pensaría que pasaría».

Rusty Barber, que no conocía a las víctimas, pero quería presentar sus respetos, compartió con CNN su frustración por cómo el concierto del viernes se convirtió en una tragedia y el set de Scott continuó durante la oleada.

«Se podría haber parado. Podrían haber hecho una pausa de 10 minutos, de 15 minutos, y luego podrían haberse situado. Y entonces el espectáculo podría haber continuado y todas estas personas no habrían perdido la vida», dijo Barber.

Scott sostiene que no tenía ni idea del alcance de lo que estaba ocurriendo en la multitud durante el espectáculo del viernes. Las imágenes de la transmisión en vivo del concierto también mostraron a Scott haciendo una pausa en su actuación y mirando con aparente confusión cuando una ambulancia se metió entre la multitud antes de terminar el concierto.

Comparte