Video muestra como un policía de Tucson disparó 9 veces contra anciano en silla de ruedas y lo esposó mientras agonizaba

Policía fuera de servicio disparó 9 veces contra anciano en silla de ruedas que se negó a entregar un cuchillo y después lo esposó, mientras yacía agonizando.

Una cámara corporal mostró el momento en que un policía fuera de servicio en Arizona le disparó a un anciano en silla de ruedas y lo esposó mientras agonizaba.

Imágenes de video de un Walmart en Tucson, muestran al oficial Ryan Remington, quien también trabajaba como guardia de seguridad en esa tienda, le disparó a Richard Lee Richards, de 61 años, nueve veces por la espalda por presunto robo.

Remington estaba trabajando en la tienda el lunes, cuando un empleado le informó sobre un cliente en una silla de ruedas motorizada que supuestamente había robado una caja de herramientas.

Luego, el empleado corrió hacia Richards y le pidió un recibo por la caja de herramientas.

ero en cambio, Richards le mostró un cuchillo.

“En lugar de proporcionar el recibo, el señor Richards blandió un cuchillo y dijo: ‘Aquí está su recibo’”, dijo el jefe de policía, Chris Magnus, en un comunicado.

Magnus dijo que Remington, quien había trabajado cuatro años como oficial de policía de Tucson, siguió a Richards para que soltara el cuchillo, mientras intentaba “obtener su cooperación”.

“El señor Richards se negó a obedecer y, en cambio, siguió atravesando los estacionamientos de Walmart y Lowe’s”, dijo Magnus.

“Según el empleado de Walmart, el Sr. Richards dijo: ‘Si quiere que deje el cuchillo, tendrá que dispararme’”.

En ese momento, la videovigilancia muestra a un segundo oficial que se une a Remington en la escena.

Cuando Richards intentó ingresar al Lowe’s, ambos oficiales le dijeron que abandonara las instalaciones de inmediato.

Entonces Remington dice “No entre en la tienda, señor”, mientras Richards comienza a entrar en Lowe’s.

De repente, Remington abrió fuego contra Richards, quien se desplomó y cayó al suelo después de recibir nueve balas.

Con Richards inmóvil en el piso, Remington continuó esposándolo.

Se llamó al personal médico al lugar, pero era demasiado tarde y “poco tiempo después, el Sr. Richards fue declarado muerto”, dijo Magnus.

“Para ser claros, estoy profundamente perturbado por las acciones del oficial Remington, su uso de fuerza letal en este incidente es una clara violación de la política del departamento y contradice directamente múltiples aspectos de nuestro entrenamiento sobre el uso de la fuerza”, dijo Magnus el martes.

“Como resultado, el departamento tomó medidas hoy para despedir al oficial Remington”, dijo, y agregó que la Oficina del Fiscal del Condado de Pima investigará el tiroteo.

“Las acciones del oficial involucrado en el tiroteo mortal de anoche son inconcebibles e indefendibles”, dijo la alcaldesa Regina Romero.

“La Oficina del Fiscal del Condado cuenta con todo mi apoyo mientras continúan con su investigación.

“Son momentos como este los que ponen a prueba nuestra determinación de garantizar la justicia y la rendición de cuentas. Se lo debemos a todos los habitantes de Tucson. Le pido a nuestra comunidad que mantenga la calma y tenga paciencia mientras se llevan a cabo las investigaciones”, agregó.

Comparte