La OMS evaluará si el brote de viruela del mono es tan grave como la covid-19 o la polio

La organización se reunirá este jueves para determinar si declaran el virus una emergencia de salud pública de importancia internacional, el nivel más alto de alerta.


La Organización Mundial de la Salud convocará el jueves, 23 de junio, una comisión de emergencia para evaluar el nivel de alerta que representa el brote de viruela del mono. En concreto, se plantea una posible emergencia de salud pública internacional, hasta ahora solo aplicado a la covid-19 y la poliomielitis.

En este contexto, la Unión Europea ha comprado 110.000 vacunas contra este virus, las cuales suministrará Bavarian Nordic, según el acuerdo comercial firmado este martes. La financiación se realizará con los propios fondos de la UE y se entregarán a los Estados por orden de urgencia y en proporción a la población, según ha explicado la Comisaria de Sanidad, Stella Kyriakides.

La vacuna desarrollada, Imvanex (bautizada Jynneos en Estados Unidos) está aprobada para hacer frente a la viruela común, pero todavía no ha sido autorizada por la UE contra el virus del actual brote. «Sin embargo, la vacuna contra la viruela también protege a las personas contra la viruela del mono, ya que este virus está estrechamente relacionado con el de la viruela», ha asegurado la Comisión Europea.

A lo largo de 2022 la OMS ha confirmado hasta 1.600 casos de esta enfermedad y 72 fallecidos en 39 países, incluidos aquellos en los que ya era común la presencia de este virus. En Europa se han registrado unos 900 casos en 19 de Estados miembros de la UE, además de Noruega e Islandia, que también tendrán derecho a las dosis que compre la organización.

Algunos países también han realizado sus propios pedidos de vacunas, como es el caso de Alemania o España. En este último hay 253 casos confirmados, según comunicó el Ministerio de Sanidad el pasado viernes. Este dato sitúa al Estado español como el más contagiado de la UE y el segundo de toda Europa, por detrás del Reino Unido.

En España todos los infectados por la viruela del mono se encuentran en estado leve en sus casas. Los síntomas más típicos son fiebre, dolor de cabeza o generalizado por el cuerpo, inflamación de los ganglios y erupciones parecidas a la varicela en las manos y la cara.

La enfermedad puede incubarse entre cinco y 13 días, aunque a vez puede no aparecer hasta después de 21. El protocolo de Sanidad establece cuarentena en caso de contagio, pero es recomendable realizar un aislamiento de tres semanas para los contactos estrechos.

Comparte