Twitter desata controversia al contratar a ex agentes del FBI

Twitter se encuentra nuevamente en el ojo del huracán luego de que se diera a conocer que tiene en sus filas a ex agentes del FBI.

La conocida red social Twitter se encuentra nuevamente en la polémica, luego de que el medio MintPress News diera a conocer que entre sus filas se encuentran ex agentes del FBI e incluso, se asegura que hay una campaña para reclutar a este tipo de personal por parte de dicha empresa. 

De acuerdo con dicho reporte, esta red social contrata a ex agentes del FBI para trabajar en las áreas de seguridad, la confianza y el contenido. Como ejemplo, mencionan a Karen Walsh, que tras trabajar 21 años para el FBI, en 2020 se convirtió en directora de resiliencia corporativa de Twitter.

Twitter ha dado de qué hablar en los últimos meses pues luego de que Elon Musk diera a conocer que compraría esta empresa, se reveló que la existencia de bots ha complicado dicha transacción, por lo que el magnate aún no es propietario de esta red social. 

Al respecto, una ex colaboradora del FBI, identificada como Coleen Rowley, señaló que no le sorprende que esta red social cuente con varios de sus ex compañeros en sus filas pues dijo que hay “una puerta giratoria” entre Twitter y el FBI, ya que estos ex agentes se especializan en la vigilancia de este tipo de plataformas digitales. 

Sin embargo, reconoció que esto representa un conflicto de intereses pues podría pervertir las investigaciones que se realizan al interior de esta agencia de seguridad, con tal de no descartar que en un futuro pueda ser una posibilidad de empleo para los agentes que actualmente colaboran en el FBI. 

La ex funcionaria también señaló que Twitter se ha hecho de los servicios de la CIA, otra agencia especializada en seguridad, con los mismos fines, es decir, reforzar la integridad de esta red social, que puede pasar a manos de Elon Musk próximamente. 

Twitter es conocida por sus estrictas normas en cuanto a la libertad de expresión. El caso más famoso de lo anterior fue cuando decidió censurar la cuenta del entonces presidente de Estados Unidos, Donald Trump, al considerar que sus mensajes incitaron al disturbio registrado en El Capitolio.

Comparte