Suspendido debate de los candidatos a primer ministro de Reino Unido por desmayo de la presentadora

Este martes inició la segunda ronda de debate entre los dos candidatos del Partido Conservador de Reino Unido en la carrera por convertirse en el sucesor de Boris Johnson, pero la jornada tuvo que ser suspendida luego que la presentadora se desmayara durante la transmisión en vivo. Según las encuestas, los ciudadanos británicos consideran que la canciller Liz Truss tuvo un mejor desempeño en el primer debate de este lunes frente al extitular de Finanzas Rishi Sunak.

La secretaria de Relaciones Exteriores, Liz Truss, estaba ofreciendo sus argumentos para responder los del exministro de Finanzas, Rishi Sunak, durante el debate televisado por el canal ‘TalkTV’. La cámara enfocaba a la diputada cuando se escuchó un estruendo y los televidentes vieron en el rostro de Truss un gesto de angustia. Entonces, se llevó las manos a la cara y expresó: “Oh, Dios mío”. Posteriormente, se acercó al centro del escenario y la transmisión fue detenida.

El debate, que generalmente dura una hora, en esta oportunidad tuvo que detenerse a la mitad. ‘TalkTV’ informó más tarde que la moderadora del programa, Kate Macann, que sufrió un desplome durante el cara a cara entre los candidatos “está bien» pero ·el consejo médico fue que no deberíamos continuar con el debate”.

Entre los temas que se alcanzaron a discutir estuvieron la fiscalidad, las estrategias para ayudar a las familias que luchan contra el aumento del costo de la vida o la búsqueda de las mejores alternativas para financiar el Servicio Nacional de Salud.

La diputada Truss rechazó el aumento de los impuestos a las familias a través del seguro nacional, quienes ahora tendrán que pagar más dinero en las facturas de los alimentos: “Lo que debemos asegurarnos es que las personas se queden con más de su propio dinero y lo que sucedió es que se aumentó el impuesto”, argumentó.

Asimismo, subrayó que el incremento es “moralmente incorrecto” en momentos cuando la situación es cada vez más difícil para el ciudadano común: “Cuando las familias están luchando para pagar su comida, que hayamos aumentado los impuestos a la gente, cuando dijimos que no lo haríamos en nuestro manifiesto”, afirmó Truss.

Por su parte, Rishi Sunak afirmó que es razonable pedirle a las empresas que contribuyan a solucionar los problemas del país a través de los impuestos: “Todavía pagarán una tasa de impuestos muy generosa en comparación con la mayoría de los otros países, por lo que es muy competitivo y justo”.

Asegurando además que el incremento era necesario para pagar el gasto adicional en atención médica, “creo que lo moralmente incorrecto es pedirles a nuestros hijos y nietos que paguen las facturas que no estamos preparados para pagar”, afirmó Sunak.

Comparte