La lesión de Benzema se queda en susto, pero se pierde el derbi

La contundente (0-3) y vistosa victoria del Real Madrid contra el Celtic para abrir camino en la Champions, la sexta de seis posibles en lo que va de temporada, dejó el mal sabor de boca de los problemas físicos de Karim Benzema y Eder Militao. Ambos han acudido hoy a Valdebebas, con novedades esperanzadoras.

De acurdo con el parte publicado por el club, el punta tiene una «lesión en el músculo semitendinoso y una sobrecarga en el cuádriceps, ambas en el muslo derecho». Con dolor en la rodilla de esa misma pierna también, se perderá, pues, el duelo frente al Mallorca y la visita del Leipzig, y tratará de llegar al derbi en el Metroplitano, el domingo 18, aunque el margen es muy limitado.

Antes de conocer estos detalles, la expedición había aterrizado alrededor de las 05:00 horas en España, dando Carlo Ancelotti un día de descanso a su plantilla, con la que está muy satisfecho. Las miradas se dirigían mayoritariamente hacia Benzema, que, aunque contempló esperar al jueves, al despertarse fue a examinarse a la ciudad deportiva.

El delantero tuvo que ser sustituido a la media hora de partido al notarse renqueante. El club informó después del descanso que era por molestias, sin especificar por precaución la zona y el alcance de las mismas, y fuentes del vestuario explicaron tras el encuentro que el asunto estaba concretamente en la rodilla. Mientras, el 9, como se observa en el vídeo de Miguel Ángel Toribio, de Radio MARCA, no se mostraba muy contento.

A pesar de que se respiraba cierto optimismo, las mismas fuentes comentaban que los doctores preferían no ser categóricos y que aconsejaban cautela. En esa línea, el modo más sensato de proceder fue no pronunciarse hasta el resultado de las nuevas exploraciones. En el Real Madrid, por cierto, no descartaban que el próximo Balón de Oro se acoja a su derecho de que no se faciliten detalles sobre la lesión. El diagnóstico, de importancia menor, ha dejado el suceso en un susto.

Militao, lesionado
Militao, por su parte, fue cambiado en el descanso. El brasileño había cojeado por un percance muscular en la pierna izquierda y Ancelotti, que explicó que se confiaba en que no fuera gran cosa, prefirió no arriesgar, fiel a su política de actuación en estas situaciones. La idea con el central era que se le hicieran pruebas el jueves, pero ha preferido adelantarlas a hoy.

Real Madrid
Karim Benze

Comparte