Bukele destacó en Asamblea General de la ONU que El Salvador pasó de ser el país más seguro de América

El Presidente de la República, Nayib Bukele, aseguró que El Salvador ha logrado en corto tiempo dejar atrás más de 40 años de violencia e inseguridad, gracias las diferentes estrategias impulsadas por su Gobierno, que ha logrado en poco más de tres años dar un giro de 180 grados a favor de los salvadoreños.

El mandatario salvadoreño pronunció este martes su discurso ante la 77ª. Asamblea General de las Naciones Unidas, que se celebra en Nueva York, donde envió un contundente mensaje sobre las transformaciones que ha logrado El Salvador y la necesidad de que las demás naciones del mundo se sumen a este esfuerzo, o, en caso contrario, respeten la soberanía nacional.

El gobernante explicó que El Salvador ha logrado superar todas las adversidades que ha enfrentado, como las pandillas, la violencia y los homicidios, pasando a ser un país reconocido por su deseo de superación y desarrollo, a través de la inversión social y la apuesta a estrategias que han transformado la vida de los salvadoreños.

“Pasamos de ser un país para muchos desconocido, y los pocos que lo conocían, lo conocían por las pandillas, por los muertos, por la violencia, por la guerra. Pasamos de eso a ser un país conocido por las playas, por el surf, por sus volcanes, por su libertad financiera, por su buen Gobierno y por haber acabado con el crimen organizado”, afirmó.

El Gobierno del Presidente Bukele implementa diferentes estrategias a favor de la seguridad de los salvadoreños, entre ellas el Plan Control Territorial vigente desde el 20 de junio del 2019, que ha logrado reducir los índices de violencia y la incidencia de los delitos de alto impacto. Asimismo, desde marzo pasado, se mantiene vigente el régimen de excepción que ha logrado desarticular estructuras criminales y acabar con la criminalidad en los territorios históricamente violentos.

Hasta la fecha, se registran más de 52,000 capturados por el régimen de excepción, más de 1,500 armas de fuego decomisadas y la incautación de 6.2 toneladas de droga, lo que ha permitido transformar a El Salvador a ser un país seguro para visitar, vivir e invertir.

Ante esto, el Presidente Bukele explicó que la libertad es algo por lo que los salvadoreños están luchando y que esta verdadera libertad será posible hasta que los demás Estados entiendan lo siguiente: “Si bien somos libres y soberanos e independientes en papel, no lo seremos de verdad hasta que los poderosos entiendan que queremos ser sus amigos, que los admiramos, que los respetamos y que nuestras puertas están abiertas de par en par, para comerciar, para que nos visiten y construir mejores relaciones”.

“Quise usar este pódium para decir estas palabras porque no resonarán solo en mi país, sino en otros pueblos que, como el mío, que quieren construir su camino de libertad. Para unos podrán hacerlo antes, otros después, para unos fácil y para otros más difícil. Pero será más rápido si los poderosos nos ayudan, o al menos si no nos quieren ayudar, que no nos estorben; cada pueblo debe buscar su propio camino”, concluyó el jefe de Estado salvadoreño.

Comparte