Justin Bieber no piensa perdonar a Kanye West

Justin Bieber considera que ya ha sido suficiente. Que, por última vez en su amistad, Kanye West se ha pasado de la raya. Y no porque haya dicho nada contra él o contra alguna amistad (algo que el rapero ya ha hecho en alguna ocasión), sino porque esta vez ha echado pestes de su esposa, Hailey Baldwin. Y por ahí no piensa pasar el cantante canadiense.

Justin ha dado por concluida su larga relación con Ye después de que este hiciese de las suyas en la pasada Semana de la Moda de París y consiguiese que la práctica totalidad del mundo de la moda se levantara en armas contra él después de su línea de ropa racista y de atacar a una periodista, en un acto gordófobo en el que azuzó a sus seguidores a meterse con el físico de la editora y colaboradora de la revista Vogue, Gabriella Karefa-Johnson.

Esto hizo que varias amigas de la periodista especializada saliesen en su defensa. Entre ellas Hailey Bieber. «¡Mi respeto por ti es profundo, amiga mía! Conocerte es adorarte y trabajar contigo es un honor. La más amable. La que tiene más talento. La más divertida. La más chic», escribió en redes la modelo en apoyo de Gabriella.

Kanye compartió un pantallazo de esto mismo preguntando: «Un momento, ¿estoy cancelado de nuevo? Justin, dime algo». Y más tarde, después de bautizar a la modelo como «Hailey Baldlose» [juego de palabras con su apellido, pues ‘win’ significa ganar y ‘lose’, perder], agregó: «Justin, calma a tu chica antes de que me enfade. Se supone que eres mi amigo, ¿no?».

Pero Justin no dijo nada. Según ha revelado una fuente cercana al autor de éxitos como Baby o Stay al portal Entertainment Tonight, «Justin es muy protector con Hailey y le ha molestado mucho el ataque de Kanye contra ella, porque decía cosas falsas para hacer daño». Es por eso mismo por lo que ha tomado la decisión de que no le relacionen más con el rapero y «distanciarse» de él.

«[Justin] Siente que él sí ha sido un verdadero amigo para Kanye y que ha tratado de empatizar con él en el pasado, pero en esta ocasión ha cruzado una línea con la que ya no se siente cómodo. Estar ahí para Hailey y apoyar a su esposa es la principal prioridad de Justin y eso está haciendo», ha asegurado el informante.

Comparte