Apple ha perdido 6 millones de iPhone 14 por los problemas en China

La escalada de violencia que sufrió la planta de Foxconn en Zhengzhou, las condiciones pésimas y en algunos casos rozando lo inhumano por parte de la compañía ha hecho que Apple mueva ficha en un movimiento que está siendo ampliamente criticado. Y es que las perspectivas de Apple con los problemas desde China para con sus iPhone son graves desde el punto de vista económico y por ello va a desviar la producción en un doble intento de acallar las críticas por lo ocurrido y en un segundo término, contentar a todo aquel usuario que quiera comprar uno de sus teléfonos.

Escasez, problemas, condiciones inhumanas y Apple no van de la mano, o eso intentan los de Cupertino. La ínfima declaración que vimos la semana pasada evidencia que quieren pasar de largo y para adelantarse a la debacle ya están trabajando en la solución, que por supuesto, no pasa por apretar a Foxconn o Pegatron, porque entonces…

No es que se les trate como a animales de segunda, es que las condiciones en la planta tras la puesta en cuarentena en octubre por el brote de COVID dejaron un sesgo cognitivo muy duro entre los trabajadores, donde a los nuevos se les trataba mejor que a los veteranos, donde las condiciones fueron cada vez más duras, hasta el punto de que se ha comentado que 8 trabajadores han muerto en la planta, algo que Foxconn ha negado reiteradamente.

Como vimos, 20.000 trabajadores de los 200.000 actuales han dicho basta tras protestas violentas dentro y fuera de «la burbuja de Foxconn», incluso renegando a cobrar 1.400 dólares, cifra que ha subido a 1.800 dólares en las últimas horas si se quedaban durante diciembre y enero.

Los trabajadores están tan cansados física y psicológicamente que muchos han saltado la valla y se han lanzado hacia sus casas, algunas a más de 100 Km de distancia, andando, solos, pero la libertad y el descanso de ese infierno bien lo merecía.

Lógicamente, el apartado más reprochable a toda esta situación no puede ser otro que centrar la crítica por parte de los usuarios sobre los 6 millones de iPhone que no se van a fabricar. Apple y Foxconn aseguran que compensarán la pérdida el próximo año, pero esto es una verdad a medias.

Apple ya se ha movido hacia Pegatron y espera pasar la producción, en parte, a la India ya en 2023, donde además ya dio orden de bajar el volumen de pedidos hace tres meses en previsiones de lo que se avecinaba.

Por lo tanto, la situación es realmente compleja, porque el dinero no está comprando el trabajo de los chinos y como venimos contando, el país sufre una revuelta de la población en general, hastiada por tanto proteccionismo COVID donde no pueden recuperar sus vidas, ya que están en un régimen de semiesclavitud en muchos casos, como hemos podido ver en el caso de Foxconn.

Que Apple y Foxconn no fabriquen 6 millones de unidades de iPhone por los problemas en China para venderlas en occidente y oriente es realmente lo que menos importa.

Comparte