Cristiano Ronaldo jugará en el Al-Nassr a partir del 1 de enero

Cristiano Ronaldo jugará en el Al-Nassr a partir del 1 de enero. El contrato que une al futbolista portugués con el equipo saudí tendrá una duración de dos temporadas y media, tal y como anunció MARCA la semana pasada. El delantero finiquitó su relación con el Manchester United dos días antes de iniciar su participación en el Mundial de Qatar, pudiendo negociar con cualquier equipo y siendo el Al-Nassr el que más interés demostró desde el principio.

Cristiano Ronaldo deja el fútbol europeo
El principal argumento para dejar atrás el fútbol competitivo de Europa y ponerse en manos de una nueva aventura futbolística ha sido, sin duda, el económico. Cristiano Ronaldo pasará a ser la imagen saudí de cara al exterior en un país que busca cada día tener mayor protagonismo en el mundo del deporte. De hecho, la llegada del que fuera jugador del Real Madrid ha sido considerada un asunto de estado.

El contrato, además de la cuantiosa ficha (algo menos de 100 millones de euros), está rodeado de incentivos económicos vía publicidad que situarán al portugués como el deportista mejor pagado del mundo. La cifra total del vínculo de CR7 con el Al-Nassr se acercará a los 200 millones de euros por temporada.

Messi y Neymar son los cabezas del cartel futbolístico en el PSG, pero sus 75 y 70 millones que cobran por temporada, respectivamente, se quedan muy lejos de lo que percibirá Cristiano Ronaldo en Arabia Saudí. Incluso repasando la lista de los jugadores mejor pagados en Estados Unidos, todos ellos se quedan a mucha distancia del dinero prometido al portugués.

El objetivo de Cristiano Ronaldo
Cristiano Ronaldo se va a encontrar a un equipo que busca recuperar el dominio perdido en su competición, muy lejos del primer nivel mundial. El paso atrás que da en lo deportivo es evidente, pero su fútbol poco a poco le está colocando en otro nivel competitivo. Incluso está recibiendo críticas en Portugal por su actuación durante el Mundial, algo impensable meses atrás.

En el Al-Nassr se va a encontrar con el francés Rudi García como entrenador y tendrá como compañero al cántabro Álvaro González. El central llegó al fútbol saudí el pasado verano tras terminar su etapa en Francia. También destaca la presencia de David Ospina. El portero colombiano terminó contrato con el Nápoles y decidió aceptar la propuesta saudí. El Real Madrid le tuvo en la órbita siempre y cuando Lunin hubiera abandonado la disciplina blanca, algo que no ocurrió

Comparte