Defensoría del Consumidos verifica precios de los productos lácteos en el oriente del país

Este miércoles la Defensoría del Consumidor se desplegó en el oriente del país, donde desarrolla una investigación con el objetivo de deducir responsabilidades en el incremento de precios en queso duro blando y quesillo, particularmente en los productos importados.

El presidente de la institución, Ricardo Salar, encabezó la verificación en locales de comercialización donde solicitó facturas o recibos para verificar el precio que se está comercializando, al mismo tiempo, requirió información y facturas de compra de los productos lácteos con el objetivo de establecer una estructura de costos.

Posterior a la verificación, el funcionario detalló que es a partir del análisis de la estructura de costos que se llega a determinar que ha existido un incremento de precios. “si no es justificado procedemos a interponer 7la denuncia ante el tribunal sancionador solicitado la multa máxima que puede ser de hasta 500 salarios mínimos” agregó.

En lo que va del 2023, la Defensoría del Consumidor ha efectuado 225 inspecciones en importadores, distribuidores y comercializadores de productos lácteos para determinar si existe un incremento de precios.

El presidente de la Defensoría, explicó que han identificado un incremento, entre $0.25 a $0.35, en el queso duro blando y quesillo, particularmente en los productos importados. “Vamos a aplicar lo que el marco legal establece en la Ley de Protección al consumidos  

𝘝𝘢𝘮𝘰𝘴 𝘢 𝘢𝘱𝘭𝘪𝘤𝘢𝘳 𝘭𝘰 𝘲𝘶𝘦 𝘦𝘭 𝘮𝘢𝘳𝘤𝘰 𝘭𝘦𝘨𝘢𝘭 𝘦𝘴𝘵𝘢𝘣𝘭𝘦𝘤𝘦 𝘦𝘯 𝘭𝘢 𝘓𝘦𝘺 𝘥𝘦 𝘗𝘳𝘰𝘵𝘦𝘤𝘤𝘪ó𝘯 𝘢𝘭 𝘊𝘰𝘯𝘴𝘶𝘮𝘪𝘥𝘰𝘳 𝘲𝘶𝘦 𝘵𝘪𝘱𝘪𝘧𝘪𝘤𝘢 𝘤𝘰𝘮𝘰 𝘶𝘯𝘢 𝘱𝘳á𝘤𝘵𝘪𝘤𝘢 𝘢𝘣𝘶𝘴𝘪𝘷𝘢 𝘦𝘭 𝘪𝘯𝘤𝘳𝘦𝘮𝘦𝘯𝘵𝘰 𝘪𝘯𝘫𝘶𝘴𝘵𝘪𝘧𝘪𝘤𝘢𝘥𝘰 𝘥𝘦 𝘱𝘳𝘦𝘤𝘪𝘰𝘴 𝘺 𝘦𝘴𝘵𝘢𝘣𝘭𝘦𝘤𝘦 𝘴𝘢𝘯𝘤𝘪𝘰𝘯𝘦𝘴 𝘱𝘢𝘳𝘢 𝘦𝘭𝘭𝘢”, explicó.

En este contexto, solo en 2022, la Defensoría del Consumidor interpuso más de 100 denuncias al tribunal sancionador, a la fecha, 40 casos ya han sido sancionados con multas que superan los $140,000.

Comparte