Una alerta para Kim Jong-un: el caza surcoreano KF-21 alcanzó la velocidad supersónica

El caza surcoreano KF-21 alcanzó este martes la velocidad supersónica en un vuelo de prueba, lo que supone un hito en el proyecto de desarrollo de un avión de guerra de alto perfil por parte de Seúl.

El prototipo del caza alcanzó los 1.224 kilómetros por hora (Mach 1) a una altitud de 40.000 pies durante el vuelo de prueba realizado este martes sobre aguas al sur del país, según informó el Programa de Adquisición de Defensa (DAPA).

El vuelo, de cerca de una hora de duración, tuvo lugar en Sacheon, unos 300 kilómetros al sur de Seúl y el mismo aeródromo donde el pasado julio el caza efectuó su primer vuelo de prueba.

El ministro surcoreano de Defensa, Lee Jong-su, señaló que se trató de un logro “histórico” que permitirá al país “construir un robusto ejército basado en la ciencia y la tecnología”, en declaraciones recogidas por DAPA.

El test de hoy también supone “un paso más hacia el objetivo de convertir al país en el cuarto mayor exportador mundial de material de Defensa”.

Garantizar la capacidad de volar a velocidades supersónicas del FK-21 es uno de los puntos clave del programa de desarrollo de la aeronave, de la que DAPA prevé crear seis prototipos para llevar a cabo hasta 2.000 vuelos de prueba hasta 2026.

El plan surcoreano para producir un avión supersónico de combate de generación 4.5 ha estado cargado de escepticismo durante años debido a su coste de 8,8 billones de wones (más de 6.700 millones de dólares) y al problema de no contar con patentes tecnológicas estadounidenses clave.

La idea de desarrollar un caza autóctono surcoreano para sustituir a los obsoletos F-4 y F-5 se aprobó en 2013 y dos años después llegaría la negativa de Washington a transferir cuatro tecnologías que han tenido que ser desarrolladas por empresas surcoreanas.

Seúl quiere integrar al KF-21 en su sistema de respuesta aérea, que ya incluye cazas F-15 y F-35, en caso de ataque norcoreano.

Comparte