La hermana de Georgina, al límite: “No tengo ni para fregar los platos”

Patricia Rodríguez, la hermana de Georgina, aterrizó en la palestra pública hace unos meses para despacharse contra la influencer a consecuencia de la desatención recibida durante estos últimos tres años. A esto se suma, la situación límite en la que se encuentra que le ha llevado a la ruina económica y que ha propiciado que tenga que vivir de okupa con sus tres hijos. “Estoy arruinada y mi hermana no me ayuda. Lo que más me duele son mis hijos, no yo. Al final y al cabo yo con un trozo de pan duro puedo comer, pero mis hijos, que son sus sobrinos…”, explicó en Socialité.

La hermana de la pareja de Cristiano Ronaldo ha reaparecido nuevamente en Espejo Público para volver a rescatar este tema. Patricia asegura que el hecho de no tener ayuda de nadie la entristece, pero no entiende el motivo de este distanciamiento, y por ello, pide una respuesta a la influencer. “No lo entiendo, no sé si se avergüenzan de mí. No lo entiendo y por estoy hablando en la televisión para tener una respuesta”, explica, haciendo referencia que su relación con Ivana, su otra hermana, también se ha deteriorado.

Diego Revuelta, colaborador del formato presentado por Susano Griso, ha sacado a la luz una información acerca de Georgina se ofreció a costear la educación de sus sobrinos como también los pagos del alquiler. Sin embargo, Patricia asegura que fue ella la que le pidió ayuda, dando la casualidad de que el último contacto que tuvo con su hermana. Una conversación en la que también se habló acerca de las cenizas del padre, que según ella aún no ha recibido a pesar de la promesa de Georgina.

“Esa fue la única vez en la que yo le pedí ayuda a ella. Yo la llamé por teléfono, diciendo que no tenái dinero para pagar los libros de mis hijos y que si ella en vez de darme el dinero, podría llamar al colegio para que encargara. Yo en ningún momento le he pedido dinero y no quiero dinero porque para eso me busco la vida como siempre estoy haciendo. En el colegio se quedaron esperando la llamada de mi hermana y mis hijos también siguen esperando su ayuda”, sostiene entre lágrimas.

“Me quedé sin madre a los 11 años y nadie se ha hecho cargo de mí. Yo estaba viviendo con ellas. Yo tendría unos doce años cuando me metió en el internado (la madre de Georgina. Me he tenido que criar en la calle y empezar una casa por el tejado por mi situación. Yo siempre he luchado por mis hijos. Tuve a mis hijos muy joven y la situación de la vida no me ha ayudado mucho”, añade, haciendo referencia al motivo por el cual vive en esta situación tan dramática, donde asegura que “no tiene ni para fregar platos”.

“Si me sientes como hermana te pido ayuda”
Tras esta serie de confesiones, Patricia ha hecho un llamamiento para captar la atención de su hermana. “Si me sientes como hermana te pido ayuda”. Seguidamente, ha expuesto las condiciones infrahumanas de su vivienda, donde su cocina la aprovecha como dormitorio. Las lluvias es otra sus pesadillas debido a las goteras que se forman en el interior, y por ello a veces precisa la ayuda de su suegra o alguna de sus vecinas. “Es una vergüenza, pero no puedo esconder la verdad”.

Por otro lado, Patricia reitera que no busca ningún rédito económico por esta exposición pública y confiesa que sus hermanas le pidieron que se mantuviese alejada del foco mediático. “Me pidieron que estuviese al margen y que no hablase porque no me convenía. No gano nada por ello, pero he tenido la oportunidad de hacerlo en otros programas”.

Comparte