Subastaron la joya perdida de Brueghel el Joven, que fue hallada detrás de una puerta

Una de las obras más importantes del pintor flamenco Pieter Brueghel el Joven, que fue hallada detrás de una puerta en el living de una casa en el norte de Francia, asombró al mundo del arte. Fue vendida en 780.000 euros (845.000 dólares) en una subasta en París. Fue adquirida por un comprador suizo anónimo.

El óleo del siglo XVII -que los expertos califican de “excepcional” y que sus propietarios consideraron durante mucho tiempo una falsificación- fue descubierto por casualidad en diciembre pasado mientras acumulaba polvo en una casa familiar.

La pieza mide 112 cm. de alto y 184 cm. de ancho, y es la mayor composición conocida del pintor. Titulada El abogado del pueblo, está fechada entre 1615 y 1617 y es una composición original de Brueghel que representa una escena caótica con los aldeanos haciendo fila en las oficinas del abogado, muchos de ellos con regalos que incluyen huevos y aves de corral.

“Llegué a un pequeño living que no estaba muy bien iluminado. Empecé a hacer mis estimaciones en el salón y, al darme la vuelta detrás de la puerta, se veían dos tercios del cuadro”, explicó Malo de Lussac, de la casa de subastas Daguerre Val de Loire. “Y fue entonces cuando, de hecho, descubrí el cuadro. Fue un poco una sorpresa”.

La familia de los propietarios, que desea permanecer en el anonimato, adquirió la obra en 1900 y siempre la había llamado cariñosamente “El Brueghel”, pensando que era falsa. Resultaba irónico que una obra tan importante se ocultara a la vista de todos.

“Los antepasados de la familia compraron el cuadro como original, pero con el paso de los años la verdadera historia se perdió por completo de forma oral… Quizá la familia no estaba necesariamente interesada en este cuadro”, dijo de Lussac. “Sí, lo llamaban el Brueghel, ¡pero no tenían ni idea de que lo fuera en realidad!”.

El descubrimiento “fue el momento más importante de mi carrera. Pero, por supuesto, fui prudente. Después de todo, es bastante raro encontrar un Brueghel colgado en una sala de televisión”, dijo de Lussac.

Nacido en Bruselas en 1564, Pieter Brueghel el Joven era el hijo mayor de Pieter Bruegel el Viejo, una de las figuras más importantes del Renacimiento flamenco. Brueghel el Joven era famoso por sus animadas representaciones de la vida en las aldeas, y a veces conocido como “Brueghel del Infierno” por sus fantásticas representaciones de escenas infernales y grotescas. Pintó paisajes, temas religiosos, incluidas varias representaciones del infierno, escenas de pueblos y flores, pero también fue un prolífico copiador de las obras más populares de su padre.

Comparte