Madre e hija son condenadas a ocho años de cárcel por robo agravado

María Cruz Divas y Karen Stephenie Árevalo Díaz -madre e hija- fueron condenadas a ocho años de cárcel, luego que la Fiscalía presentara las respectivas pruebas que las incriminaban en el robo de un teléfono celular, $75 dólares y la mochila que portaba la víctima al momento del asaltó en Santa Ana.

El robo fue cometido el 18 de agosto, a eso de las cinco de la mañana, cuando la víctima se caminaba por la calle principal de una colonia de la ciudad de Chalchuapa, al paso le salen 4 personas entre ellas las 2 imputadas.

Según la víctima, las dos mujeres eran acompañadas por otro sujeto, quien portaba un arma de fuego con la cual le amenazó para que le robaran las pertenencias en mención.

Agregó que de forma amenazante le obligaron a seguir caminando sin ver hacia atrás y posteriormente huyeron.

Al día siguiente, la víctima interpuso la denuncia y poco después María Divas y Karen Divas fueron detenidas. La Fiscalía General de la República las procesó por el delito de Robo Agravado.

La FGR demostró la culpabilidad de las dos mujeres y fueron condenas a ocho años de la cárcel; la pena que fue impuesta por el Tribunal Segundo de Sentencia de Santa Ana.

Comparte