El inesperado as en la manga que se guardaba Dani Alves para lograr su libertad

Dani Alves continúa en la ansiada búsqueda de su libertad después de tres meses encarcelado en la prisión de Brians. El brasileño pidió declarar nuevamente este lunes para confesar que sí existieron las relaciones sexuales, pero que fueron consentidas en todo momento.

El futbolista volvió así a pisar la calle tras casi 90 días, pero parece que su libertad total tendrá que seguir esperando. Alves es consciente de ello y por eso tiene una nueva estrategia para volver a respirar aire natural: su primera exmujer, Dinorah Santana y sus dos hijos, Victoria y Alves, de 15 y 16 años respectivamente se mudarán a Barcelona.

¿Qué pretende lograr?
La idea, según el periodista Carlos Quílez, es justificar así que el arraigo del carioca con nuestro país continúa siendo igual de fuerte, a pesar de que Joana Sanz anunciaba su divorcio hace apenas unas semanas.

«Los dos hijos ya tienen colegio. Se trata del Sant Peters, un colegio de renombre que se encuentra en la zona alta de Barcelona. De esta forma se va a intentar alegar y solicitar la libertad provisional, pero con cargos», ha explicado Quílez en el programa ‘Y ahora Sonsoles’.

De lograrla, eso sí, Alves tendrá que acudir al juzgado periódicamente, le será retirado el pasaporte y, seguramente, tendrá que llevar una pulsera telemática para estar siempre controlado.

Comparte