La clave para una piel perfecta: este es el mejor colágeno natural para aplicar en el rostro

Entre los primeros signos de envejecimiento se encuentran la flacidez, las manchas y las arrugas o líneas de expresión, ya que después de cierta edad el cuerpo pierde activos como colágeno y elastina.

En concreto, el colágeno es una de las proteínas más abundantes del cuerpo, también presente en otras partes del organismo, como los músculos, dientes y huesos. Cuando los niveles de colágeno son adecuados, las células se “sienten” más fuertes y jóvenes, y la piel se ve con aspecto más terso y suave, según el magacín BusinessInsider en su sección de salud y bienestar.

Ahora bien, varios estudios han demostrado que el colágeno que procede de especies marinas es mucho más eficaz que los que provienen de animales como el cerdo o que son de origen vegetal. Esto tiene que ver porque es el que más se parece al que producen los humanos. En consecuencia, es el más recomendado para combatir el envejecimiento de los huesos, la propia piel y los tendones. Eso sí, el colágeno marino hidrolizado es más caro que otros por sus beneficios, según el diario El Mundo España, en su sección de salud y belleza.

De acuerdo a la revista Vogue España, gracias a los minerales y las vitaminas en los que es rico, el colágeno marino se convierte en un potente complemento que ayuda a mantener la piel tersa y el cabello y las uñas sanas.

Otros activos importantes del colágeno para la piel son el magnesio y la vitamina C. Según Prisma Natural, este mineral “potencia la generación de proteínas y, por tanto, la proteína del colágeno”. Mientras que la citada vitamina protege de los radicales libres, es decir, actúa como un antioxidante. Asimismo, preservan las articulaciones al ayudarlas a recuperarse de lesiones o dolores musculares.

La doctora Lorea Bagazgoitia, en su libro Lo que dice la ciencia sobre el cuidado de la piel, señala que el colágeno es responsable de la elasticidad y firmeza de la piel. Sin embargo, a medida que el tiempo avanza, a partir de los 25 años, el organismo disminuye la producción de colágeno, generando efectos colaterales en la piel, como la disminución del brillo y la hidratación natural.

Un consejo que proporcionan desde Ibáñez Farmacia es que se utilice un colágeno para la piel, el cual cuente con diversos estudios que certifiquen su calidad y eficacia.

Mascarillas naturales para producir colágeno
Mascarilla de aceite de oliva y aloe vera
Ingredientes:

La cáscara de un huevo (triturada).
Media cucharada de aceite de girasol.
Media cucharada de aceite de oliva.
Una cucharada de aloe vera.
Una pizca de cúrcuma.
Preparación:

Lo primero es hacer una prueba de alergia para comprobar que la piel no presentará irritación o enrojecimiento.
Una vez hecho esto, en un recipiente integrar el aceite de aloe vera, el de girasol y la cáscara huevo.
Mezclar perfectamente y cuando se tenga una consistencia homogénea, añadir el aloe vera.
Para finalizar, agregar la cúrcuma y seguir revolviendo.
Aplicar inmediatamente después de que esté lista. Esparcir sobre la piel limpia, dando un suave masaje circular. Permitir que actúe durante 20 minutos y enjuagar con agua fría.
Se recomienda realizar este remedio casero una vez a la semana y en poco tiempo se podrá obtener el colágeno que la piel necesita para eliminar flacidez, arrugas y manchas.

Mascarilla de plátano y café
Ingredientes:

½ plátano.
1 huevo.
2 cucharadas de harina de arroz.
2 cucharadas de café.
3 gotas de vitamina E.
Modo de uso:

Para comenzar con esta mascarilla facial casera se deberá cortar el plátano en rebanadas pequeñas con todo y cáscara.
Posteriormente, colocar el plátano y el huevo con cáscara en la licuadora y licuar durante algunos minutos.
Finalmente, agregar la harina de arroz, el café y la vitamina E. Revolver perfectamente hasta obtener una mezcla homogénea.
Aplicar la mascarilla casera sobre todo el rostro e incluso en cuello y escote. Se puede realizar masajes ascendentes para obtener mejores resultados.
Se recomienda dejar que el tratamiento actúe por 30 minutos, enjuagar con abundante agua tibia y aplicar la crema hidratante favorita.
Cabe recordar que si se realiza esta mascarilla en el día, hay que aplicar protector solar para evitar daño por los rayos solares en la piel.

Comparte