Fuga de líquido del océano Pacífico frente a costas de Oregon se debe a la falla de Cascadia y da pistas sobre los peligros de los terremotos

Investigadores de la Universidad de Washington identificaron un líquido cálido y químicamente distinto al fondo marino que salía de una falla marina, que tiene la amenaza de un terremoto de gran magnitud en el noroeste del océano Pacífico.

En un comunicado, los investigadores señalan que no están alarmados por el descubrimiento geológico aunque advirtieron que puede regular la fricción en la zona de falla y especificaron que no se cambia el riesgo de un gran terremoto en la zona de subducción de Cascadia.

La publicación de los investigadores señala que las filtraciones se disparaban desde el lecho marino, a 50 millas de Newport, Oregon. Este manantial, conocido como Oasis de Pythia, tiene una profundidad de 2,5 millas, justo en el límite de la placa y esto regula la tensión.

El descubrimiento fue accidental, ya que tras un retraso de un crucero, el sonar mostró columnas de burbujas y que a través de un robot submarino se descubrió que estas eran químicamente distintas y más cálidas que su entorno. De acuerdo con cálculos, este fluido proviene del megaempuje de Cascadia, que tiene temperaturas entre 150 y 250 grados Celsius.

“Exploraron en esa dirección y lo que vieron no fueron solo burbujas de metano, sino agua que salía del lecho marino como una manguera contra incendios”, reveló Evan Solomon, coautor del estudio y profesor asociado de oceanografía.

El investigador enfantiza que estas filtraciones no están asociadas a la actividad geológica y que estas se dan cerca de fallas verticales que cruzan la zona de subducción masiva. “Estas fallas de deslizamiento, donde las secciones de la corteza oceánica y los sedimentos se deslizan entre sí, existen porque la placa oceánica golpea la placa continental en ángulo, ejerciendo presión sobre la placa continental suprayacente”, se indicó.

Se añadió que la pérdida de fluido es importante para reducir la presión de este entre las partículas de sedimento lo que aumenta la fricción entre las placas oceánica y continental. (I)

Comparte