Inauguran el túnel para bicicletas «más largo del mundo» en Noruega

Hay muchas maneras de explorar las siete montañas que rodean la pintoresca ciudad de Bergen, declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, en la costa oeste repleta de fiordos de Noruega. La forma más nueva, sin embargo, bien podría batir récords.

Excavaron un túnel para peatones y ciclistas de tres kilómetros de longitud en la base de la montaña Løvstakken, y sus creadores afirman que se trata del túnel más largo de su clase.

Fyllingsdalstunnelen, como se lo conoce, abrió el 15 de abril con un día familiar de actividades deportivas, después de cuatro años de construcción, que comenzó en febrero de 2019. El megaproyecto financiado por el Estado costó cerca de US$ 29 millones, o 300 millones de coronas noruegas.

“Nosotros, los noruegos, generalmente somos personas modestas”, dice a CNN Camilla Einarsen Heggernes, portavoz de la compañía ferroviaria Bybanen Utbygging, “pero en este caso diríamos que el túnel es 100% de última generación”.

Toma poco menos de 10 minutos atravesar el túnel en bicicleta y alrededor de 40 si se hace a pie. Para romper la monotonía del túnel sin ventanas, hay una variedad de instalaciones de arte, así como diferentes colores e iluminación para ayudar a los usuarios a ubicar dónde se encuentran en el viaje y ofrecer un sentido de orientación.

En el punto central hay una instalación que simula un «reloj de Sol», en un lugar en el que el Sol definitivamente nunca brillará, pero que muestra la hora del día que es, lo que también ayuda a orientar a los visitantes y a romper la larga línea de la visión. Por lo demás, el túnel es perfectamente recto, salvo ligeras curvaturas en la entrada y en la salida.

Si te preguntas cómo ciclistas y peatones pueden compartir el mismo espacio, hay dos carriles en el túnel: un carril bicicletas de 3,5 metros de ancho y un carril de 2,5 metros de ancho para peatones y corredores. “Hemos colocado un suelo de goma azul en todo el túnel, similar al de una pista de atletismo”, explica Einarsen Heggernes. “Esto hace que sea más agradable de usar a que si uno simplemente caminara sobre asfalto”.

El nuevo túnel surgió como un subproducto de la segunda línea del tranvía Bybanen de Bergen, que se inauguró en noviembre de 2022. La línea del tranvía a través de la montaña requería un túnel de evacuación paralelo, por lo que los desarrolladores decidieron hacer que el nuevo túnel fuera polivalente.

Bergen es una ciudad portuaria que además es la segunda ciudad más grande de Noruega, y está conectada a Oslo, la capital, por la línea ferroviaria Bergensbanen de 496 kilómetros. Este impresionante viaje en tren cruza la meseta de alta montaña más grande de Europa, Hardangervidda, cuyas vistas cubiertas de nieve fueron el telón de fondo de las escenas de batalla en la secuela de «Star Wars», «The Empire Strikes Back».

Si bien el Fyllingsdalstunnelen es presentado como el túnel construido especialmente para bicicletas más largo del mundo, el túnel Snoqualmie tiene 3,6 kilómetros de largo en Washington, justo al este de Seattle. Este antiguo túnel ferroviario ahora es un pasaje para ciclistas, corredores y peatones y es parte del sendero de 400 kilómetros de Palouse a Cascades State Park Trail.

Seis ciudades europeas aparecieron el reciente resumen de CNN Travel de 10 de las ciudades más amigables para las bicicletas del mundo. Copenhague tiene 385 kilómetros de carriles para bicicletas, habiendo introducido el primero en 1892. Estrasburgo, en Francia, tiene alrededor de 6.000 bicicletas disponibles en estaciones de autoservicio las 24 horas del día, los 7 días de la semana, que los turistas pueden usar. Y la capital suiza, Berna, tiene un emocionante sendero cuesta abajo para ciclistas que sienten la necesidad de velocidad. Lo mejor es que los ciclistas pueden tomar un funicular hasta la cima y luego bajar, sin tener que luchar cuesta arriba.

Comparte