¡Messi, sancionado dos semanas!

El viaje de Leo Messi a Arabia Saudí este lunes ha provocado un enfado interno en el PSG que ha tenidos sus consecuencias. De acuerdo con la información de L’Équipe y RMC, confirmada por AS, el conjunto parisino ha decidido sancionar dos semanas con efecto inmediato al astro argentino. Debido al castigo impuesto, el rosarino no podrá entrenarse, tampoco podrá jugar y, además, será suspendido de su sueldo. Se perderá el Troyes-PSG del domingo y tampoco estará contra el Ajaccio, el día 13 de mayo en el Parque de los Príncipes.

La sanción, que tiene efecto inmediato a partir de este martes, ha sido promovida por Nasser Al Khelaïfi. El presidente del PSG estaba muy enfadado con Messi después de que el argentino realizara un viaje a Arabia Saudí sin el consentimiento correspondiente del club. El PSG ha sancionado al exjugador del Barcelona por “incumplimiento de sus funciones como empleado sin autorización”. Una sanción que podría romper definitivamente la relación entre ambas partes y, por supuesto, su posible renovación.

En un principio, Messi tenía planeado partir a Arabia Saudí este lunes desde hace mucho tiempo. De hecho, ya había cancelado dos expediciones anteriores y este viaje, como embajador de turismo, se produjo un día después de la dura derrota del PSG contra el Lorient. El club había dado dos días libres a la plantilla, pero horas después, envió el planning de la semana a los periodistas y se anunció una sesión matinal el día 1 de mayo, que es cuando se produjo el viaje de Messi. Según pudo saber AS, el argentino puso rumbo a Riad cuando esa sesión de trabajo no estaba prevista.

Parecía tratarse de un malentendido, pero todo lo contrario. Según L’Équipe, Messi viajó a Arabia Saudí sin la autorización de Luis Campos ni de su entrenador, Christophe Galtier. Toda la plantilla se presentó en la ciudad deportiva de Camp des Loges para ejercitarse y algunos jugadores, según el diario francés, se sorprendieron de la no presencia del rosarino justo después de haber sido visto en Arabia Saudí por motivos comerciales. Ahora, ese desplazamiento ha traído sus consecuencias al jugador.

Comparte