Canelo vuelve a su ciudad y vence a Ryder por fallo unánime

Saúl “Canelo” Álvarez regresó a casa y se mantuvo como monarca indiscutible de los supermedianos el sábado, al imponerse por decisión unánime sobre John Ryder, ante más de 50.000 aficionados entusiasmados por verlo en México por primera vez desde 2011.

Álvarez le provocó una hemorragia en la nariz al retador británico y lo derribó. Se llevó el triunfo por una tarjeta de 120-107 y dos de 118-109, para mejorar su foja a 59-2-2.

Ryder vio cortada su racha de cuatro victorias y quedó con un registro de 32-6.

Fue la primera pelea del “Canelo” desde que se sometió a una cirugía en la muñeca izquierda en marzo pasado. Antes del combate, dijo que la lesión lo había lentificado en sus cuatro pleitos anteriores, incluida la derrota sufrida hace un año ante Dmitry Bivol, campeón de los pesados.

“Le pegué mucho en la cabeza, pero no se caía”, dijo Álvarez. “Siempre he dicho que cuando el rival me da pelea y da el 100%, todo se complica, porque normalmente todos quieren dar ante mí la pelea de sus vidas”.

Ryder dijo que había sufrido probablemente una fractura del tabique nasal en el segundo asalto. Ello habría incidido en la derrota.

“Probablemente lo mejor de su carrera ha pasado. No pudo alcanzarme. Quería noquearme y no lo consiguió”, dijo Ryder. “Pudo haber sido distinto sin el problema con mi nariz. Me tardé unos rounds en adaptarme”.

Tras conseguir la victoria sobre Ryder, el púgil mexicano tiene la mira puesta en una revancha contra el ruso, en septiembre.

El público llenó el estadio de fútbol Akron en Zapopan, un suburbio de Guadalajara ubicado a unos 40 kilómetros de Juanacatlán, el pequñeo poblado donde creció el “Canelo”. Y los seguidores del púgil se entregaron a él desde el primer asalto.

Álvarez y Ryder comenzaron un pleito de ritmo lento. Sin embargo, el “Canelo” conec´to un recto de derecha que le provocó una hemorragia nasal a su contrincante después del tercer round.

El campeón siguió presionando en el cuarto, asestando golpes al cuerpo. Envió a Ryder a la lona por medio de un gancho de izquierda al mentón.

Ryder incomodó al anfitrión en el quinto episodio y le propinó algunos golpes a la cara. Sin embargo, Álvarez acertó otro puñetazo en el noveno.

Aunque se tambaleó, Ryder respondió con un puñetazo que estremeció al mexicano.

Con el rostro ensangrentado, Ryder cerró bien la pelea, pero ello no bastó para dar la sorpresa.

En el combate preliminar, el mexicano Julio Cesar “Rey” Martinez (19-2) noqueó al panameño Ronal Batista (15-2) para conservar el título mosca del Consejo Mundial de Boxeo.

Comparte