Lo que revelan los dos nuevos esqueletos hallados en las ruinas de Pompeya

Dos nuevos esqueletos humanos fueron hallados en las ruinas de Pompeya, la antigua ciudad romana al sur de Nápoles que quedó sepultada por la erupción del volcán Vesubio en el año 79 después de Cristo.

Los restos óseos fueron recuperados en excavaciones recientes en la Casa de los Amantes Castos de Pompeya y se cree que pertenecen a dos hombres de al menos 55 años.

El director del Parque Arqueológico de Pompeya, Gabriel Zuchtriegel, informó que ambos no murieron por las cenizas volcánicas sino por el derrumbe de construcciones, y señaló que se encontraron fragmentos de paredes entre sus huesos fracturados.

Se cree que el terremoto derribó una pared en la habitación donde buscaban refugio.

Uno de los esqueletos tenía un brazo levantado, lo que «tal vez alude a la trágica imagen de un vano intento de protegerse de la caída de la mampostería», añadió el Parque Arqueológico de Pompeya en un comunicado difundido el martes.

«Probablemente murieron debido a múltiples traumatismos causados por el derrumbe», dijo el parque.

Los esqueletos fueron encontrados acostados de lado con las piernas dobladas y uno de ellos llevaba un anillo en la mano izquierda.

También se hallaron rastros de lo que se cree que es un paquete de tela junto a una de las víctimas, que contenía collares de cuentas y monedas.

Dentro de la habitación había un ánfora y una colección de cuencos y jarras, mientras que una habitación adyacente contenía un santuario hogareño en forma de fresco y un baño angosto con inodoro.

Comparte