«¿Qué hice mal?»: niño de 11 años recibe disparo de policía que respondió a un llamado al 911 en EEUU

Un niño de 11 años recibió un disparo de un policía en Mississippi, Estados Unidos, tras llamar al 911 por un presunto episodio de violencia doméstica.

De acuerdo a la madre del menor, Nakala Murry, un agente del Departamento de Policía de Indianola llegó hasta su domicilio el pasado sábado y le disparó en el pecho a su hijo, Aderrien.

La mujer señaló a CNN que el padre de otro de sus hijos llegó a su casa “furioso” cerca de las 04:00 horas, por lo que le pidió al niño de 11 años que llamara a la policía.

Tras concurrir al procedimiento, Murry aseguró que el uniformado “tenía su arma desenfundada en la puerta principal y pidió a los que estaban dentro de la casa que salieran”.

Cuando Aderrien doblaba en la esquina de un pasillo para salir de la vivienda, el policía Greg Capers le disparó por causas que se investigan.

“Una vez que salió de la esquina, le dispararon. El mismo policía que le dijo que saliera de la casa. (Aderrien) lo hizo y le dispararon”, sostuvo su madre.

“¿Por qué me disparó? ¿Qué hice mal?”, se habría seguido preguntando el menor al momento de encontrarse herido.

Según la mujer, el tiroteo ocurrió dentro de lo que pareció “uno o dos minutos” después de que el agente les pidió a los que estaban en la casa que salieran.

Otros dos niños, incluida la hija de Murry y su sobrino de 2 años, también estaban en el domicilio en el instante de los hechos.

Producto de este episodio, el menor fue intubado y conectado a un respirador artificial en el Centro Médico de la Universidad de Mississippi, ya que sufrió un colapso pulmonar, fractura de costillas y laceración hepática.

Sin embargo, Nakala Murry informó que su hijo fue dado de alta el pasado miércoles.

Policía investiga tiroteo que dejó a niño herido
El abogado de la familia de Murry, Carlos Moore, indicó a CNN que el incidente fue capturado por la cámara corporal del policía.

A pesar de ello, dijo que su solicitud para obtener estas grabaciones fue denegada debido a “una investigación en curso”. Hasta ahora, el video del incidente no se ha hecho público.

El Departamento de Policía de Indianola confirmó que el agente involucrado en el tiroteo se llama Greg Capers, pero no proporcionó detalles adicionales sobre el tiroteo.

CNN intentó ponerse en contactó con Capers, pero no recibió respuesta.

En una declaración emitida el fin de semana, el Buró de Investigaciones de Mississippi (MBI, por sus siglas en inglés) comentó que la agencia está “actualmente evaluando este incidente crítico y recopilando evidencia” y que entregará sus hallazgos cuando se complete la investigación.

Madre del niño de 11 años: “Nadie vino al hospital”
Murry relata que el padre de otro de sus hijos, quien originó el episodio, fue detenido durante la jornada del sábado. Sin embargo, dice que finalmente lo liberaron al no presentar un informe policial en su contra.

“¿Cuándo iba a tener tiempo para hacer eso? Estaba en el hospital con mi hijo”, expresó.

Cuatro días después del tiroteo, la madre del menor herido contó a CNN que “nadie vino al hospital desde la comisaría” para conocer el estado de salud de su hijo.

Asimismo, se mostró enojada al enterarse de que Capers sigue siendo empleado del Departamento de Policía de Indianola.

“Creemos que la ciudad y el agente deben ser responsables ante Aderrien Murray por los daños que han causado”, consignó el abogado de la familia.

Cabe precisar que Indianola es una ciudad pequeña de Mississippi y la mayoría de su población es afroamericana. Asimismo, un 31% de sus residentes se ubican por debajo del umbral de la pobreza.

Comparte