El demoledor pronóstico sobre la inteligencia artificial y el empleo del CEO que más gana con el “boom IA”

Las empresas y las personas deben familiarizarse con la inteligencia artificial o correr el riesgo de salir perdiendo, dijo el cofundador y director ejecutivo de Nvidia, Jensen Huang.

Huang, cuya empresa de diseño de chips alcanzó el viernes un máximo histórico, impulsada por la enorme demanda de los proveedores de servicios de IA, pronunció un discurso de graduación en el que afirmó que la nueva tecnología transformará el panorama corporativo y cambiará todos y cada uno de los trabajos.

La semana pasada, Huang dio un sorprendente pronóstico de ventas para el trimestre en curso, cerca de USD 4.000 millones por encima de las estimaciones de los analistas, impulsado por la demanda de chips para centros de datos que manejan tareas de IA. Eso envió las acciones a un nivel récord y puso a Nvidia al borde de una valoración de USD 1 billón, algo inédito para la industria de los chips. El jueves pasado, en un sólo día, Huang ganó más de USD 6.000 millones y su patrimonio personal llegó a USD 34.000 millones.

“Mientras que a algunos les preocupa que la IA pueda quitarles el trabajo, alguien que sea experto en IA lo hará”
“Las empresas más ágiles aprovecharán la IA y mejorarán su posición. Las empresas menos ágiles perecerán”, dijo el CEO a los estudiantes graduados de la Universidad Nacional de Taiwán en Taipéi. “Mientras que a algunos les preocupa que la IA pueda quitarles el trabajo, alguien que sea experto en IA lo hará”.

La tecnología, introducida en la conciencia popular por ChatGPT de OpenAI a finales del año pasado, se utilizará como copiloto para potenciar el desempeño de los trabajadores en un amplia rango de industrias, al tiempo que creará nuevos empleos que nunca existieron y hará que otros queden obsoletos, dijo Huang.

Los procesadores de Nvidia son el estándar de oro para entrenar modelos de IA como el que sustenta ChatGPT. La empresa con sede en Santa Clara, California, ha sido la principal beneficiaria de la carrera por ofrecer rivales a la tecnología de OpenAI. Huang, a diferencia de otras figuras prominentes en el ecosistema global de IA, como Sundar Pichai de Alphabet, Robin Li de Baidu y Sam Altman de OpenAI, no ofreció ninguna nota de cautela.

Huang dijo a los estudiantes que crearan algo nuevo en la era de la IA rápidamente, o se arriesgarían a quedarse atrás.

“En un periodo de 40 años, creamos la PC, internet, los dispositivos móviles, la nube y ahora la era de la IA. ¿Qué más van a crear? Sea lo que sea, corran tras ello como hicimos nosotros. Corran, no caminen”, dijo. “O se corre por comida, o se corre para no convertirse en comida”.

Productos, también
Además, en una presentación de dos horas en la feria Computex, también en Taiwán, Huang dio a conocer un nuevo lote de productos y servicios vinculados a la inteligencia artificial con los que busca capitalizar un frenesí que ha convertido a su empresa en el fabricante de chips más valioso del mundo.

La amplia gama incluye un nuevo diseño de robótica, capacidades de juego, servicios de publicidad y tecnología de red. Quizás lo más importante para sus ambiciones es que Huang reveló una plataforma de supercomputadora de inteligencia artificial llamada DGX GH200 que ayudará a las empresas tecnológicas a crear sucesores de ChatGPT. Se prevé que entre los primeros usuarios estén Microsoft, Meta y Google.

“En un periodo de 40 años, creamos la PC, internet, los dispositivos móviles, la nube y ahora la era de la IA. ¿Qué más van a crear? Sea lo que sea, corran tras ello como hicimos nosotros”
“Es demasiado”, dijo Huang, de 60 años, cerca del final de su discurso de apertura en la feria Computex. “Sé que es demasiado”.

La avalancha de anuncios subraya el cambio de Nvidia de fabricante de chips de gráficos de computadora a una empresa en el centro del auge de la IA. Huang argumentó que la arquitectura tradicional de la industria tecnológica ya no está mejorando lo suficientemente rápido como para mantenerse al día con tareas informáticas complejas. Para aprovechar todo el potencial de la IA, los clientes recurren cada vez más a unidades de procesamiento de gráficos y computación aceleradas, o GPU, como las que fabrica Nvidia.

“Hemos llegado al punto de inflexión de una nueva era informática”, dijo Huang, mientras caminaba por el escenario con su característica chaqueta de cuero.

Huang también mostró las capacidades alucinantes de la IA generativa para tomar entradas en forma de palabras y luego emitirlas en otros medios. En un caso, pidió música que combinara con el estado de ánimo de la primera hora de la mañana. En otro, presentó un puñado de letras y luego usó IA para transformar la idea en una animada melodía pop.

Comparte