Corea del Norte: Kim Jong-un prohibió el suicidio al declararlo un acto de «traición al socialismo»

El régimen de Corea del Norte volvió a llamar la atención de la comunidad internacional, aunque esta vez no fue por provocaciones bélicas, sino por la ejecución de una nueva ley en la que condena el suicidio y lo califica como “traición al socialismo”, todo esto tras un significante aumento en la tasa de este flagelo.

Según recalcó el medio británico The Mirror, las autoridades de Corea del Norte han informado sobre un aumento del 40 % de los suicidios en el país frente a lo registrado en el año anterior. “Hay muchos factores de malestar interno en Corea del Norte debido a las dificultades de la gente”, afirmó un portavoz del Servicio Nacional de Inteligencia de Corea del Sur, recoge el medio citado.

Y se agregó que al aumento de muertes por voluntad propia, también se habría triplicado la muerte por hambrunas. “A pesar de la política de prevención del suicidio ratificada por el Secretario General, los funcionarios no pudieron encontrar una solución adecuada (…) La mayoría de los suicidios fueron causados por la pobreza extrema y el hambre, por lo que nadie puede encontrar una contramedida en este momento”, afirmó el portavoz según el medio citado.

Por el momento, se informó que el régimen condenó el suicidio y pidió a los delegados locales que tomaran acciones de prevención contra esta situación y se recalcó que aquellos dirigentes que no cumplan con la reducción de las cifras entonces sufrirán castigos por el líder del régimen, Kim Jong Un.

“Se hizo hincapié en que los funcionarios responsables rendirán cuentas conjuntamente porque el suicidio es un claro desafío social y una traición contra el país”, afirmó el mismo portavoz para el medio citado.

¿Otro satélite ‘espía’?
Siguen las tensiones en Asia se intensificaron nuevamente a finales del mes pasado, tras el intento del norcoreano, Kim Jong-un, de poner en órbita un satélite. Ese plan resultó fallido, pero encendió las alarmas entre la población tanto en Corea del Sur como Japón.

Corea del Norte reconoció su fracaso, pues el artefacto terminó en el mar por una falla técnica. “El lanzamiento del nuevo cohete de transporte satelital ‘Cheollima-1′ cayó al mar Occidental (Amarillo) tras perder impulso debido al arranque irregular del motor de dos fases”, informó la agencia KCNA.

Entre tanto, las autoridades surcoreanas calificaron este lunes 5 de junio de “decepcionante” la posición de su vecino país sobre el futuro lanzamiento de un satélite militar, al dejar en segundo plano las alertas de seguridad marítima internacional.

Tras el envío de ese objeto la semana pasada, el país asiático condenó las acciones de la Organización Marítima Internacional (OMI) por adoptar una resolución denunciando el incidente y señaló que podría evitar notificar de futuros lanzamientos.

“La actitud de Corea del Norte, que está cada vez más alejada de la normativa internacional y el sentido común, es muy decepcionante”, fueron las palabras de Koo Byoung Sam, vocero del Ministerio de Unificación de Corea del Sur.

Para esa nación, dichas posturas “solo consiguen aislar aún más al régimen norcoreano de la comunidad internacional”, por lo que exhortó a las autoridades a “elegir el camino correcto de cara al futuro”, según informaciones de la agencia de noticias Yonhap.

The San Diego Union Tribune señaló que la hermana de Jong-un, Kim Yo Jong, había anunciado este domingo los planes de su país para intentar enviar nuevamente al espacio otro satélite. La influyente hermana del líder también criticó al Consejo de Seguridad de la ONU por celebrar una reunión sobre el lanzamiento del artefacto por parte de Pionyang, indicó en la jornada anterior la agencia estatal norcoreana.

“Lo condeno firmemente y lo rechazo como el acto más injusto y tendencioso de interferencia en asuntos internos y de violación de soberanía”, dijo Kim Yo Jong en un comunicado publicado por la agencia de prensa norcoreana KCNA.

Comparte