Huracán Lee y Tormenta Margot: Doble Amenaza en el Caribe y el Atlántico

El Centro Nacional de Huracanes de EE. UU. ha emitido un informe actualizado sobre la situación en el Atlántico y el Caribe. Actualmente, el huracán Lee, categoría 3, se encuentra en movimiento en el noreste del mar Caribe, aproximadamente a 590 kilómetros al norte de las islas de Sotavento.

Sus vientos máximos sostenidos alcanzan los 195 kilómetros por hora (km/h), lo que indica una tormenta poderosa.

Las previsiones sugieren que este huracán permanecerá en aguas abiertas hasta el próximo viernes. Sin embargo, se advierte sobre olas rompientes peligrosas y corrientes marinas que representan una amenaza para varias regiones, incluyendo las Islas de Sotavento del norte, las Islas Vírgenes británicas y estadounidenses, Puerto Rico, La Española, las Islas Turcas y Caicos, las Bahamas y Bermudas.

En el Atlántico, la tormenta tropical Margot ha llamado la atención debido a su potencial de intensificarse. Actualmente, presenta vientos máximos sostenidos de 110 km/h y se encuentra a aproximadamente 2.000 kilómetros al noroeste de las islas de Cabo Verde.

Alerta por el Huracán Lee de Categoría 3

Según los pronósticos, Margot podría convertirse en un huracán a lo largo de la tarde de hoy, mientras se desplaza hacia el norte a una velocidad de alrededor de 17 km/h.

https://x.com/NWSNHC/status/1701255397607354393?s=20

La temporada ciclónica en la región se prevé activa, con un rango de entre 14 y 21 tormentas con nombre, de las cuales entre 6 y 11 podrían convertirse en huracanes, según la Oficina Nacional de Administración Oceánica y Atmosférica de EE.UU. Esto subraya la importancia de mantenerse informado y preparado para cualquier desarrollo en la situación meteorológica en las áreas afectadas.

https://x.com/NHC_Atlantic/status/1701243215980920922?s=20

Es esencial que las comunidades y las autoridades tomen las precauciones adecuadas y sigan de cerca los informes y pronósticos emitidos por los organismos meteorológicos para garantizar la seguridad pública en estas áreas propensas a tormentas y huracanes.

La preparación temprana y la respuesta coordinada son clave para mitigar los riesgos asociados con estos fenómenos naturales potencialmente devastadores.

Comparte