Los motivos por los que el cambio de cargador de Apple es tan importante

Apple retiró del mercado su cargador Lightning este martes, exactamente 11 años después del día en que se anunció por primera vez.

Esto marca un hito para la empresa al adoptar finalmente USB-C, un sistema de carga universal. Es digno de mención no solo porque Apple se había resistido a hacerlo durante años sino porque está a punto de hacer que la carga de sus dispositivos sea mucho más fácil para sus clientes.

Pero, como ocurre con la mayoría de las cosas, hay un problema: el cambio a un estándar universal significa que Apple está cediendo el control de su ecosistema de carga por cable, y la identificación de los cargadores buenos de los malos no será obvio para muchos de los consumidores.

¿Qué está cambiando?
En su evento de presentación del iPhone 15, la compañía anunció que todos sus teléfonos inteligentes de la próxima generación se lanzarán con carga USB-C, al igual que la última versión de sus AirPods Pro. Aunque Apple ya había cambiado sus iPads y MacBooks a la carga USB-C, hasta ahora se había resistido a realizar el cambio en el iPhone.

El cambio se produciría menos de un año después de que la Unión Europea (UE) aprobara una legislación que exige que todos los teléfonos inteligentes, tabletas, cámaras digitales, parlantes portátiles y otros dispositivos pequeños admitan la carga USB-C para 2024. Es la primera ley de su tipo y tiene como objetivo reducir la cantidad de cargadores y cables con los que los consumidores deben lidiar cuando compran un nuevo dispositivo, y permitir a los usuarios mezclar y combinar dispositivos y cargadores incluso si fueron producidos por diferentes fabricantes.

Ahora los clientes de Apple pueden usar los mismos cargadores USB-C para alimentar sus iPhones, iPads y computadoras Mac, sin tener que luchar para encontrar el cargador adecuado para cada dispositivo. También servirá para combinar dispositivos, como conectar un iPhone con batería baja a un iPad completamente cargado o de manera similar entre diferentes marcas.

«Esta es posiblemente la mayor alteración en el diseño del iPhone en varios años, pero en realidad no es un cambio tan dramático», dijo Ben Wood, analista de CCS Insight.

El año pasado, el vicepresidente senior de marketing mundial de Apple, Greg Joswiak, destacó el valor y la ubicuidad del cargador Lightning, que está diseñado para cargar dispositivos más rápido, pero señaló que «obviamente tendremos que cumplir» con el mandato de la UE.

«No tenemos opción, como ocurre en todo el mundo, de cumplir con las leyes locales, pero creemos que el enfoque habría sido mejor desde el punto de vista ambiental y mejor para nuestros clientes si no hubiera un gobierno en el medio», dijo Joswiak en su momento.

La decisión de la UE es parte de un intento por abordar el tema de los desechos electrónicos en general, pero podría generar más desechos en el corto plazo si la gente comienza a descartar sus cables Lightning. Aunque Apple ha expresado preocupaciones ambientales sobre lo que suceda con los viejos cargadores Lightning, también tenía razones financieras para rechazar el cambio.

La historia del cargador Lightning
Apple introdujo el cargador Lightning junto con el iPhone 5 en 2012, reemplazando su conector de base de 30 pines existente por uno que permitía una carga más rápida y tenía un diseño reversible. También inició un negocio de accesorios relacionados, que requirió que los usuarios compraran un adaptador Lightning de US$ 30 para conectar el dispositivo a bases, despertadores y sistemas de altavoces más antiguos.

«Para Apple, se trataba de tener el control de su propio ecosistema. Apple gana mucho dinero vendiendo cables Lightning y sus numerosos accesorios relacionados», dijo David McQueen, director de ABI Research.

También recibe un recorte financiero de los accesorios y cables de terceros que pasan por su programa Made For iPhone. «Pasar a USB Tipo C eliminaría este nivel de control, ya que USB-C es un ecosistema mucho más abierto», dijo McQueen.

Apple ahora está vendiendo un nuevo adaptador USB-C a Lightning por US$ 29 para permitir a las personas conectar sus accesorios Lightning existentes a un iPhone o iPad con USB-C para cargar o compartir datos. De manera similar, Apple introdujo un dongle de US$ 29 en 2012 para conectar el iPhone 5 (el primer teléfono con su cargador Lightning) a bases antiguas, radios despertadores y sistemas de altavoces.

Comparte