Trippier lidera una paliza histórica 8-0

Después de un dubitativo inicio de temporada, el Newcastle United empieza a dar pasos en firme. Ganó al Brentford la semana sin demasiado brillo, y su empate en Milán entre semana reforzó anímicamente a un equipo que el domingo logró su primer triunfo del curso fuera de casa. Con Kieran Trippier como estrella. Con ocho tantos y ocho goleadores distintos. Con convicción, y también con una pizca de polémica.

Veinte minutos aguantó el Sheffield United al conjunto que dirige Eddie Howe. No empezaron bien las urracas, pero pronto se encontraron por delante en el marcador. Anthony Gordon se llevó el balón con la mano, sin voluntad según el colegiado y el VAR. Recogió un esférico que se perdía y lo raseó al primer palo, donde Sean Longstaff llegó para abrir el marcador. Luego llegó el recital de Trippier, que asistió en los dos siguientes goles, en el minuto 31 y en el 35 respectivamente. El excolchonero puso en juego sendas jugadas a balón parado que Dan Burn, primero, y Sven Botman después, cabecearon a la red.

Aún no se había alcanzado el descanso y el Newcastle United ya se sabía ganador. Tuvo la confianza y el hambre para seguir buscando la meta contraria durante el segundo tiempo. Sin piedad. En una buena jugada colectiva que inició Fabian Schär, Trippier centró medido y de primeras hacia Callum Wilson, que anotó el cuarto de la tarde y su cuarto gol del curso. El quinto de las urracas, obra de Gordon llegó cinco minutos más tarde. Siete después llegó el sexto, obra de Miguel Almirón. Y el séptimo, de Bruno Guimaraes, solo cinco más tarde. A tres minutes del final, Alexander Isak cerró una paliza histórica con el octavo gol. Se quedó a uno de igualar el récord (9-0) que Liverpool, Manchester United (en 1995 y 2021) y Leicester City lograron recientemente. No lo lamentarán demasiado en St James’ Park, que ya empiezan a mirar hacia la parte alta de la clasificación.

Comparte